• María Augusta Ávila

Misticismo y tradición: La Waysa Upina

A las 4 am se reúnen los miembros de la comunidad Sacha Waysa, ubicada en Cotundo, provincia de Napo. Todo sigue obscuro, pero al fondo de la choza larga se divisa un fogón. Este es el fuego en el que se realiza la infusión de Wayusa (Guayusa). Adultos, jóvenes y niños se reúnen para iniciar la ceremonia ancestral de la Waysa Upina.



La Waysa Upina (o waysupina como los llaman los miembros de esta comunidad) es un ritual que se ha venido celebrando por las comunidades Kichwas amazónicas desde tiempos inmemorables. En la antigüedad se lo realizaba alrededor de las 3 am, mucho antes de que despierte el sol. La Waysa Upina es un momento en que la comunidad se reúne para compartir la primera guayusa del día, mientras el jefe o chamán interpreta los sueños de la noche, y organizan las actividades del día. También es una tradición que permite que la cultura Kichwa de la Amazonía se mantenga viva a través de los cuentos y los consejos que los sabios comparten con los jóvenes.


La Waysa o Guayusa



La infusión de guayusa es consumida desde hace más de 1.000 años por los indígenas de Ecuador. Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo atrás, unos hermanos pedían a sus Dioses por una planta que les enseñe cómo soñar. Un día estos jóvenes se embarcaron río abajo para encontrar a esta planta, exhaustos del viaje se quedaron dormidos. Entre sueños y en medio de la noche se encontraron con unas escaleras a la orilla del río; al subir llegaron al cielo, donde se encontraron con sus ancestros. Estos antepasados ​​les regalaron la planta de la Guayusa y dijeron: "Esta es una planta que puede ayudar a su gente a conectarse con el mundo de los sueños". Cuando los hermanos se despertaron por la mañana, todavía tenían la planta física; la cual llevaron de regreso a su comunidad y la guayusa se convirtió en una parte central de su cultura.


Esta planta que puede llegar a los 10 metros de altura, es endémica del Ecuador, no crece naturalmente en ningún otro sitio del planeta. Tradicionalmente, se la planta en las chacras (huertas de la selva). Su combinación de cafeína, antioxidantes, y vitaminas hace de esta bebida una gran energizante natural. A diferencia del café y de otros energizantes, sus catequinas proporcionan una liberación lenta de cafeína lo cual evita los subidones de energía.



En la actualidad, los visitantes de la comunidad Sacha Waysa pueden participar de esta tradicional ceremonia. José, el jefe de la comunidad interpreta los sueños en base a los hechos actuales y junto con el resto de la comunidad relata a los turistas las tradiciones tales como el castigo de ají en los ojos, los bailes y los cantos en Kichwa. Para participar de esta tradicional ceremonia se puede comunicar con la comunidad Sacha Waysa al 096-800-0739 o visitar su página www.sachawaysa.principalwebsite.com.


Autora: María Augusta Ávila, Community Manager EHYT.

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo